PHOTOGRAPHY TUTORIALS & TIPS
Free Photography Tutorials, Beginners to Advanced

Una introducción a la iluminación de estudio

Una vez que has desarrollado el gusto por la fotografía de interiores, es sólo cuestión de tiempo que quieras montar tu propio estudio, el montaje de un estudio puede ir desde unas cuantas lámparas de mesa y unas sábanas de repuesto para el fondo, a un elaborado sistema de flash múltiple.

Aunque la luz continua puede ser usada, te recomendaría encarecidamente que, si quieres ponerte en serio con la fotografía de estudio, inviertas en un par de antorchas de estudio. Éstas no tienen por qué ser caras, hoy en día puedes conseguir un par de luces por más o menos el mismo precio que una lente de telefoto decente que se te queda normalmente a medio camino.

Las antorchas de estudio tienen algunas ventajas para los fotógrafos porque son potentes, incluso las de precio más bajo obtienen con diferencia mucha más potencia que los flashes portátiles comunes, e infinitamente más que la luz continua. Esto significa que no puedes controlar la luz de forma interesante usando sombrillas y cajas para difuminar la luz y suavizar las sombras, mientras que todavía puedes conseguir una exposición razonable con una apertura pequeña. El flash puede congelar la acción (como puedes ver en la fotografía de la izquierda), con unos tiempos de exposición muy rápidos, y darte toda la profundidad de campo que necesitas. Todos los disparos de flash de abajo fueron expuestos a 1/100 por segundo a f32 con ISO configurado a 200. Aunque tu modelo no se mueve tan rápido como mi Martini, eso espero, las fotografías no serán tan perfectas usando el flash como lo serían con luz continua. Las antorchas de estudio también se reciclan muy rápido, mucho más rápido que un disparador de flash portátil, así que continua disparando a un ritmo rápido, lo que es importante cuando haces retratos.

No necesitas conseguir ninguna luz de rango alto a no ser que vayas a dedicarte a la fotografía de estudio como carrera. Los mejores equipos profesionales serán mayores, más potentes y dan más confianza cuando se usan durante todo el día todos los días, pero en mi experiencia, las luces de categoría un poco menor son sin duda lo suficientemente potentes para ser usadas con nuestras cámaras DSLR, y, en fiabilidad, yo he tenido las mismas luces durante diez años y espero que me sirvan otros diez más. No he tenido nunca problemas de fiabilidad con el flash de estudio, que es mucho más de lo que puedo decir de los disparadores de flash de batería portátil que he usado estos años.

Difusores

Para producir una luz suave que produzca sucesivamente sombras son bordes suaves, necesitamos extender la luz con un difusor. Hay distintos tipos disponibles, luces de ventana, ‘piscinas’ etc., pero las más útiles, versátiles y portátil son los paraguas o sombrillas. Pueden ser usados para disparar a través de la luz o para reflejarla. Los de forma parabólica ayudan a enfocar y desenfocar la luz un poco (dependiendo de qué forma lo uses), y se doblan fácilmente para transportarlos y almacenarlos.

Disparando a través de un paraguas translucido Un montaje con dos luces, una a través y la otra que rebota
Rebotando la luz en un paraguas opacoUsando el flash sin difusor

Iluminación para retratos

OK, ya hemos dicho suficiente sobre el equipo, como siempre, lo que se hace con él es lo que más importa. La mayoría de la gente, cuando tienen sus dos luces de estudio por primera vez, montan una en cada lado e intentan producir una luz uniforme con las mínimas sombras posibles. Esta es una reacción a los años de frustración usando flash en cámaras y consiguiendo esas horribles sombras en el lado de la cara y debajo de la barbilla. Por supuesto puedes eliminar esas sombras con facilidad, pero también puedes hacer mucho más al respecto.

Piensa en las dos luces como en una ‘luz principal' y una 'luz de relleno', así que ilumina el objeto (o persona) con la luz principal primero. Muévela en círculos para conseguir diferentes efectos y mira como salen las sombras. Luego usa la segunda luz, con una configuración más baja o más lejos (mira la ley de cuadrado inverso para más información) para suavizar las sombras que has creado con la luz principal pero no eliminarlas todas. Abajo tienes algunos ejemplos de montajes de luz conocidos.

Este primer montaje se llama 'Iluminación Rembrandt’ como se puede ver mucho en sus cuadros. La característica distintiva de la iluminación Rembrandt es el pequeño triangulo de luz debajo del ojo en el lado sombreado. La luz está más alta que la cabeza y redondeada hacia el lado izquierdo, pero todavía en frente del modelo. La fotografía de la derecha muestra lo que pasa cuando añades la segunda luz, que está situada a la derecha cerca de la cámara, y a mitad de potencia. Puedes ver el montaje para estas dos fotografías arriba, estas son las dos fotografías principales en la sección de difusor.

Empujar la luz principal más lejos hacia un lado hace que tengamos el segundo montaje. La luz está ahora a más o menos 90º de la camara, la luz de relleno no se ha movido en absoluto. Este tipo de iluminación es bastante arriesgada y fue usada mucho por actores en Hollywood en los viejos tiempos del blanco y negro, cuando tono y contraste lo eran todo. Aquellos antiguos retratos de estudio merecen la pena ser observados, son peculiares y atractivos. De todos modos, observa este montaje donde no se ilumina demasiado la nariz brillante.

La luz esta ahora detrás del sujeto como en la foto de abajo a la izquierda al principio de la página. Si tengo tres luces con las que jugar, puede ser un modo efectivo de conseguir un poco de luz encima del pelo, que de otro modo, a veces es demasiado oscuro. Usar solamente esta luz frontal significa que ahora tenemos una luz bastante plana enfrente con solo unos cuantos reflejos en el pelo y en las mejillas.

Éstas son sólo tres combinaciones de iluminación que puedes usar para empezar, la ubicación exacta de las luces dependerá de tu sujeto, si tiene pelo largo o corto, oscuro o claro, las características que quieres resaltar, lo que quieres esconder y demás. Lo más importante que tienes que recordar es que, no importa cuántas luces uses, una es la luz principal y todas las demás son de relleno o efectos, ilumina el sujeto primero con una luz y luego añade las otras según las necesites.

Para saber más sobre retratos mira mi tutorial sobre retratos.